10 pasos para terminar una mala relación. Todavía puede salir algo bueno


No importa el motivo; si es de común acuerdo o si tomó la decisión sólo una de las partes, lo inevitable es que cualquier ruptura duele. Es el precio que en ocasiones debemos pagar, por sentir la maravillosa sensación de estar enamorados y las famosas “maripositas en el estómago”.

Aunque desde muy pequeños nos enseñan que debemos esforzarnos y luchar por todo lo que deseamos, desafortunadamente el amor es una de las cosas que, por más que intentemos, en ocasiones no lograremos sólo con nuestra voluntad. Por eso no importa cuánto nos duela terminar una relación, lo mejor es aceptarlo y seguir adelante, si queremos protegernos de un daño aún mayor.




Es cierto que no hay nada para que ese dolor desaparezca; pero lo que sí tenemos son diez cosas que puedes hacer, para que sea más sencillo alejarte con respeto y con tu dignidad intacta. 

10.- Controla tus emociones


Cuando estamos enamorados, controlar nuestras emociones es tarea muy difícil. Pero sobre todo si están en un lugar público o rodeados de más personas, evita a toda costa demostrar a tu ex pareja tristeza o incluso enojo. Lo mejor en esos casos es retirarte y hablar con alguna amiga, de lo contrario podrían terminar diciéndose cosas realmente hirientes.

9.- Mantén la distancia


No importa qué tan fuerte te sientes respecto de la ruptura, la verdad es que nunca estamos totalmente preparadas para ver a nuestro ex antes de sanar por completo. Y con esto nos referimos a que, además de poner distancia de por medio, evites toda comunicación como llamadas, mensajes e incluso verse en redes sociales. No será fácil, pero sí lo que más te conviene. 

8.- Evita hablar mal


No hay nada que muestre más despecho ante los demás, e incluso ante tu propia ex pareja, que hablar mal de él. Probablemente te sientas herida y para ti sea una forma de desahogarte, pero al final nada bueno ganarás con ello. Quizás tengas que confirmar a tus conocidos que terminaron, pero guarda los detalles de la ruptura para tus seres más allegados.

7.- Busca apoyo


No hay nada de malo en aceptar que en ocasiones no podemos manejar lo doloroso que puede ser una ruptura, más aún si no se veía venir o si todavía estamos enamoradas. Pero con lo que sí debes tener mucho cuidado es a lo que recurras para intentar sobrellevarlo. Es preferible que vayas a terapia, que busques un pasatiempo o platiques con alguien de toda tu confianza, a que caigas en el alcohol o las drogas. 

6.- Date tiempo de sanar


Antes de empezar a salir con alguien date tiempo de curar todas las heridas, y asegúrate de que toda señal de amor por tu ex ha desaparecido por completo, sobre todo si al terminar aún estabas enamorada. No por querer olvidarlo vayas a dañar a un inocente. 

5.- Piensa en las consecuencias de tus actos


A veces por querer olvidar a alguien tomamos decisiones basadas en el dolor o el coraje que sentimos por la ruptura. Pero más allá de que esto pueda ayudarnos, en muchas ocasiones más bien terminamos pagando las consecuencias de ello. No por querer sentirte deseada termines en la cama con el hombre equivocado. 

4.- Toma el control


No importa qué tan dolida o enojada estés, una ruptura no debe ser razón suficiente para que detengas tu vida. Si realmente quieres sobreponerte, lo mejor es que sigas adelante y no dejes las actividades que son parte de tu rutina. Muy probablemente eso no evite el dolor por completo, pero te ayudará a que con el tiempo cada vez sea mucho menos. 

3.- Deshazte de los recuerdos


Las mujeres somos adictas a coleccionar todos los detalles que nos regalan nuestras parejas y cosas que nos recuerden algún momento que vivimos con ellas. Pero no hay nada peor que conservarlos una vez que termina la relación. Deshacerte de ellos no sólo te ayudará a liberarte un poco, sino que eliminarás la tentación de estarlos viendo y con ello lastimándote una y otra vez. 

2.- Descubre el aprendizaje


A pesar de que las cosas no resultaron como esperabas, algo debiste aprender de la relación y de la persona a la que le entregaste tu corazón. Analiza qué fue lo que no funcionó, ya sea para evitar los mismos errores o para definir qué quieres encontrar en tu próxima relación. 

1.- Acepta que no te quiere


Quizás esto sea lo más doloroso y difícil de todo el proceso, pero entre más rápido lo aceptes mejor te sentirás. El amor no se pueda comprar, mendigar y mucho menos exigir, simplemente se da o no. Es preferible estar lejos de una persona a la que aún amamos, que estar con ella y ser infelices porque su cariño dejó de existir. Date tu propio valor y respeta su decisión.
Recomendados
Recomendados