5 razones por qué no debes ser ni amiga de tu ex. Te seguirá haciendo daño


Una de las preguntas más comunes para los especialistas en psicología y relación de parejas es: “¿puedo ser amiga de mi ex?”. La realidad es que la respuesta depende mucho de lo que quieras lograr, especialmente si uno de los dos no ha superado la relación. 

Cuando hay hijos de por medio claro que hay que llevar una relación cordial y respetuosa, los niños siempre les unirán a esa persona y es importante que vean que no hay conflictos entre ustedes para que se sientan tranquilos, si miran que ustedes son felices también lo serán. Pero… ¿qué hay de tus sentimientos?




En esta ocasión queremos compartir contigo cinco razones por las que no debes ser amiga de tu ex pareja pues, en el afán de mostrar madurez y tranquilidad, podrías prolongar el sufrimiento de la separación y hasta dudar de tu seguridad personal.

1.- La expectativa de algo más


Cuando se pretende que esta amistad se dé poco tiempo después de la separación, es posible que uno de los dos -el que no ha superado el amor- piense que es la oportunidad perfecta para recuperar a la pareja, y que la supuesta amistad sólo sea un pretexto para estar cerca de ella. Recuerda por qué terminó la relación, y si tú eres quien aún no la supera, piensa en lo que has sufrido. Mereces algo mejor. 

2.- Dependencia física


La cercanía y el contacto constante pueden facilitar que terminen en la cama, y aunque podrían ser encuentros muy buenos eso no llenará el vacío emocional que sienten, no mejorará su relación y mucho menos hará que vuelvan. 

3.- Sensación de que no eres suficiente


Si no has superado la relación y tienes contacto con tu ex pareja de forma continua, la expectativa de volver y que no suceda te podría crear un conflicto personal, te preguntarás por qué no eres suficiente para tu ex. No es que no seas suficiente, sino que esa persona no es para ti.

4.- Opiniones no solicitadas


Después de una separación es normal que cambien algunos hábitos de tu vida, que hagas cosas nuevas o retomes algo que tenías abandonado. Tener tan cerca a tu ex y no marcarle límites, podría provocar críticas incómodas y opiniones no solicitadas que te molestarán. Fuera del respeto que le guardas y la consideración a tus hijos, si los hay, no tienes por qué darle ninguna explicación, y mucho menos permitir que sus palabras te lastimen.

5.- Dificultad para cerrar ese ciclo personal


Necesitas un tiempo de paz para aclarar tus ideas y ordenar tus pensamientos. Estar en contacto con tu ex dificultará esas tareas y será más difícil que superes la relación que hubo entre ustedes. No tiene que haber amor para que este proceso sea difícil, el contacto provoca diversas situaciones que simplemente mantienen a esa persona en tu vida. Entre menos trato tengan será mucho mejor para los dos.

Es válido reconocer lo bueno que hubo entre ustedes, pero debes entender que estás entrando a otra etapa de tu vida y que es momento de salir, distraerte, ser feliz, recuperar todo lo que te hace ser tú, conocer a otras personas y darte una oportunidad de amar nuevamente, una vez que sanen todas tus heridas y te sientas lista.
Recomendados
Recomendados