5 razones por qué un matrimonio fracasa. Mira cómo salvarlo antes de que sea tarde


Aunque la dicha de un matrimonio es enorme, con mucha tristeza vemos que cada vez hay más divorcios a nuestro alrededor. Muchos se casan pensando que si algo no les agrada se divorcian y ya, pero no es una decisión que deba tomarse a la ligera, el proceso lastima enormemente a ambos.



Como una manera de crear conciencia sobre los problemas que pueden solucionarse antes de optar por una resolución como esa, queremos compartir contigo algunos de los motivos más comunes por los que fracasa un matrimonio. No se trata de que una de las partes se victimice o se convierta en villano, pero sí de sensibilizar respecto de acciones que pensamos sin importancia y que resultan cruciales. 



Te invitamos a que analices estos puntos y los compartas con tu pareja, de manera que puedan convertir en fortalezas las debilidades de su relación: 

1.- Adicción a las redes sociales


Varios psicólogos coinciden en que las parejas realmente felices no necesitan compartir tantos detalles de su relación, pues éstos podrían crear expectativas difíciles de cumplir, una perspectiva irreal de la relación y problemas en la pareja, por dar más prioridad a la popularidad personal que al bienestar mutuo. 

Es bueno contar con las redes sociales para comunicarnos con nuestros seres queridos, pero no depender de ellas para sentirnos bien. 

2.- Falta de contacto


Al ver a los ojos a nuestra pareja se libera un químico que provoca la sensación de enamoramiento, pero crearemos distancia si estamos muy ocupados viendo la televisión, el celular o la computadora, si nos enfocamos en los pendientes del trabajo, la casa, los hijos o algo más. Procura tener detalles con él o ella, darle palabras de aliento y amor, abrazos, besos, todo aquello que los haga sentir cerca uno del otro en todo momento. 

3.- Niños como prioridad o demasiado mimados


Es normal que los niños alteren la vida del matrimonio, después de todo son una gran responsabilidad y el fruto de su amor, pero no por ello dejemos de ver a nuestra pareja como compañera de vida. Ser madre o padre no está peleado con el concepto de ser una mujer o un hombre con necesidades afectivas. Somos la guía de esos pequeños, pero también debemos recordar que a esa persona que está junto a nosotros la elegimos como compañera de vida. 

No es bueno dejar de lado la intimidad por temor a los niños, o enfocarnos en su cuidado y olvidarnos de la pareja; necesitamos encontrar un balance para que la relación siga fuerte y llena de amor. 

4.- Pérdida de la individualidad


Este sin duda es uno de los errores más comunes, pues en el afán de complacer a la pareja en todo para demostrar nuestros amor, terminamos siendo una copia de ella, asumimos sus gustos, sus amistades, y cuando menos nos damos cuenta nos sentimos solos, pues nos falta todo lo que nos hacía ser nosotros.

Tener pareja, ya sea un noviazgo o un matrimonio, no quiere decir que esa vida se acabó; necesitamos mantener la individualidad, porque eso es parte de lo que le gustó a nuestra pareja, lo que nos convirtió en un reto por conquistar e hizo que quisiera establecer este compromiso. Ni nosotros nos haremos a su semejanza ni haremos que él o ella actúen a nuestro modo. Debemos aceptarnos tal como somos para que la relación continúe de forma pacífica y amorosa. 

5.- Involucran a otros en sus problemas o los evaden


Ningún problema podrá resolverse si hacemos lo posible por ignorarlo, publicando todo lo relacionado con él en redes sociales o contándole a nuestros familiares y amigos. Los asuntos de pareja sólo involucran a las dos partes de la relación, debemos hablar, escuchar y razonar para trabajar juntos en la solución. De otra forma haremos los problemas más grandes, hasta el punto de que éstos la destruyan por completo.

Hacer que el amor siga vivo es más sencillo de lo que creemos, sólo es cuestión de recordar que es un trabajo diario, que la cercanía con nuestra pareja nos dará la fortaleza para seguir adelante, para amar más a los hijos y para complementar la vida. 

La pareja no es un enemigo al que debemos superar o vencer, es el equipo con el que daremos las batallas más importantes de nuestra vida y saldremos victoriosos.
Recomendados
Recomendados