7 defectos de un hombre que sí tienen solución. Solo tienes que ayudarlo



Mientras que a las mujeres se les inculca ser honestas, expresar sus sentimientos y exigir lo que desean, en la mayoría de los casos a los hombres se les enseña a mostrarse fríos, ocultar sus sentimientos y dejar que lo “sentimental” sea “cosa de mujeres”. Así nos encontramos en relaciones en las que, por seguir esos patrones, surgen problemas y terminan por provocar una separación.

Para muchas mujeres éstos parecieran ser defectos de los hombres, y hoy queremos compartir contigo las mejores estrategias para que tu compañero modifique esas acciones que están dañando la relación. No creas que cambiará de la noche a la mañana. Será un trabajo lento, para el que necesitarás mucho amor y paciencia, sobre todo hacer que tu pareja entienda cómo te lastiman esos defectos, pues si no ve la necesidad de cambiar y considera que sólo es un capricho tuyo, las cosas seguirán igual y terminarás alejándote de él. Estos son los aspectos que puedes pulir:

1.- Mal estilo personal




Es muy diferente decirle que se ve mal, a ir de compras juntos y sugerirle conjuntos que se le verían muy bien. Recuerda que los hombres no se preocupan tanto por el estilo como las mujeres. Las recomendaciones no están de más, pero no exijas. Deja que él mismo descubra el cambio; la idea es que lo guíes pero no que le impongas algo que lo convierta en quien no es. 

2.- Celos e inseguridades


Quizá experiencias pasadas le hacen dudar de tus seres queridos. Lo mejor que puedes hacer no es alejarte de éstos para complacerle, sino invitarle a convivir con ellos para que los conozca, confíe y sepa que no representan ningún peligro para la relación.

3.- Timidez


Quizá para tu chico sea difícil expresarse cuando está en grupo, hay que darle seguridad por pasos. Lo primero es que confíe en ti, que te cuente lo que piensa y lo que sienta. Después, que pruebe con grupos más grandes hasta que se desenvuelva mejor. No lo presiones; son pasos lentos pero firmes. 

4.- Pocas muestras de cariño


Mucho influye lo que vio en casa y cómo lo trataron, pero eso no quiere decir que toda la vida será así. Debes inspirarlo con tus muestras de cariño, así se sentirá confiado en que esperas la misma respuesta. Recuerda que no está bien esperar que él haga todo el trabajo “lindo” de la relación y que tú sólo recibas. 

5.- Un alto a su coquetería


Cuando un hombre no ha tenido un compromiso serio y de repente accede a él, puede ser que le cueste trabajo dejar de emocionarse con otras chicas que no son su pareja. La fidelidad no se debe exigir, pero esfuérzate por superar lo que otra pudiera darle. Tu trato, tu arreglo personal y, sobre todo, tu manera de ser, deben marcar en su corazón un lugar que nadie más pueda ocupar. 

6.- Miedo al compromiso


Esto más que nada radica en que ha estado con mujeres que lo complacen en todo y se aburre fácilmente, por lo que no quiere estar atado a una relación así de insípida. Nuestra recomendación es que le demuestres por qué vale la pena una relación como la suya; date a respetar, haz que se esfuerce por tu amor, que no asuma que no debe realizarlo para que sigas enamorada de él. Este reto le hará considerar un compromiso contigo para no perderte. 

7.- Miedo por relaciones pasadas


Algunos hombres empiezan a ser duros con sus parejas cuando alguien les rompió el corazón. Es lógico, no quieren volver a sufrir lo mismo y adoptan una actitud de “lo hago yo antes de que me lo hagan a mí”. Para que tu chico se tranquilice lo mejor es darle motivos para confiar en ti, seguridad en lo que sientes por él, para que se entregue por completo a la relación.

Recuerda: los cambios no se pueden imponer ni exigir; tu chico debe ver la necesidad de hacerlos por el bien de la relación. Es muy importante también que sepas ser realista, pues si vives con expectativas que no se van a cumplir terminarás muy lastimada. Habla con él de lo que te molesta y lo que te lastima, juntos pueden construir una solución y hacer que su relación triunfe.
Recomendados
Recomendados