Carta a la mujer con la que mi esposo se fue. Gracias a ella yo salí ganando


Muchas veces vemos a la infidelidad como lo peor que le puede pasar a nuestra relación. Lastima nuestra seguridad y nuestra autoestima, nos mantiene en vela pensando qué fue lo que hicimos mal y, claro, sanar esas heridas en el corazón es un proceso muy difícil.

Pero ¿qué ocurre cuando la infidelidad es el mejor de nuestros problemas? ¿Cuando se convierte en una lupa que muestra todo lo que no queríamos ver y de lo cual ya no podemos huir? La vida no se detiene, y en nuestro afán por volver a levantarnos aparecen lecciones muy importantes. Esto es lo que vivió la autora de esta carta, quien luego de sufrir por una infidelidad se dio cuenta de que era lo mejor que le pudo pasar, y no tenía más que agradecimientos para la mujer con la que su esposo le fue infiel.




En las siguientes líneas te compartiremos el texto. Es cierto que ella sufrió por amor, pero ahí descubrió algo más importante: el amor por sí misma. Si estás pasando por una situación parecida o conoces a alguien que la está viviendo, no dudes en compartirle el texto; ayudarás a que sane su corazón:

“Conozco tu nombre. Sé quién eres. Lo supe desde que entraste en la vida de él, y desde ese momento no he podido sacarte de mi cabeza. Pero por tu bien no diré tu identidad.

Nunca nos hemos visto en persona, pero sé que tú también sabes quién soy. Mi esposo me engañó contigo. Tú lo conociste a través de las redes sociales, así que debiste haber sabido que yo existía, que él no estaba solo.


Podría decirte que te felicito, que tú ganaste, o cualquier cliché de esos que nunca se dicen genuinamente, pero no lo haré. Sólo me gustaría decirte: gracias.

Gracias, a pesar de que me causaste tanto dolor, que te llevaste mi relación, que fuiste egoísta y sólo pensaste en tu felicidad.

Tal vez pienses que te odio porque hiciste lo que todas las mujeres tememos que nos hagan, pero no. En realidad me has hecho un gran favor. Me quitaste un peso de encima que durante mucho tiempo no tuve el valor de hacer yo misma.


Gracias por liberarme. Gracias porque me he salvado de un futuro lleno de dolor y muchas mentiras. Gracias a lo que sucedió pude ver las cosas desde una perspectiva diferente.
  
Gracias por darme una buena razón para decirle adiós al mayor obstáculo que he tenido frente a mí. Siempre creí que la relación que yo tenía con él era la mejor, pero no me daba cuenta de todos los problemas que existían entre nosotros, problemas que durante mucho tiempo no me permitieron avanzar. Gracias a ti pude abrirme camino hacia un futuro mejor.

Gracias por tomar la culpa, por darme una razón para marcharme y empezar de cero. Si tú no te hubieras metido en nuestra relación, no hubiera podido alejarme sin sentir el remordimiento que en muchas ocasiones te hace volver.


Gracias por recordarme que yo merezco algo más que una relación llena de mentiras y engaños. Y, por supuesto, no merezco vivir ningún abuso emocional ni el trauma de la experiencia de saber que él se acuesta contigo.

Gracias por demostrarme que mi papá siempre tuvo la razón cuando me decía que esa relación no valía la pena, que no era el hombre que yo merecía. Y gracias porque he recuperado las buenas amistades que dejé de lado por estar con él.

Gracias porque ahora sé que existen mejores maneras de gastar mi tiempo y mis lágrimas: sé que hay personas que merecen estar en mi vida, y él no es una de ellas.

Gracias por darme la oportunidad de volverme a enamorar, de tener otra primera cita, otro primer beso; de tener una nueva relación.


Aún no sé si las cosas funcionarán y si será el hombre con el que pase el resto de mi vida, pero sé que si todo acaba siempre vendrán más oportunidades. Gracias a ti y a él, ahora sé qué cosas no volveré a permitir en una relación. Sé cómo es el hombre que quiero tener a mi lado.

Gracias, finalmente, porque ahora sé que no se puede disfrutar de la felicidad sin antes haber conocido el dolor. Sin tu interferencia en nuestra relación yo no me habría dado cuenta de todas estas cosas. Gracias a ti hoy soy una nueva persona.

Sinceramente,

La mujer a la que engañaron.”

Recuerda que en esta vida todo pasa, lo bueno, lo malo, y lo único que podemos hacer es seguir, buscando tener las mejores experiencias.
Recomendados
Recomendados