7 señales de que tu relación ya terminó. Mira qué hacer cuando se acaba el amor



El amor se acaba. No nos gusta admitirlo y nadie quiere que le ocurra, pero la vida pasa. Cambiamos, nuestra pareja cambia, y puede llegar al punto en que ya no seamos compatibles uno con el otro. Puede parecer un proceso normal: si no cuidas algo, se muere o se echa a perder. Pero nos han dicho tantas veces que un compromiso como el matrimonio es para toda la vida, que cuando ocurre algo como esto sentimos que el fracaso se instala en nuestra vida. No nos ponemos a pensar en lo que sentimos o en lo que nuestra pareja experimenta, sino en la forma en la que nos verán los demás.

Lo que nadie te dice es que es peor vivir en una relación sin amor, que negarlo abre la puerta a más problemas y que, aunque ya no amemos a nuestra pareja, sus faltas pueden lastimarnos por faltarnos al respeto. Quizá estas palabras han sembrado la duda en el otro, sientes que han tenido mejores épocas y te cuesta trabajo encontrar una razón por la que valga la pena seguir juntos. No te engañes, los hijos no son motivo suficiente, ellos se irán y al final podrías quedarte bajo el mismo techo con un desconocido. Además, tus hijos desean verte feliz.

Los siguientes puntos son las señales principales de que una relación ha llegado a su fin. Analízalos, y si cumples la mayoría quizá sea momento de escribir un nuevo capítulo en tu vida. 



1.- Han cambiado los sentimientos de uno o de ambos


Ves a tu pareja y no sientes lo mismo que antes, de plano no te dan ganas de estar ahí. Quizá ella se muestra distante, no se preocupa por tu bienestar ni por tus necesidades, hace todo “en automático”

2.- Se sienten mejor si la pareja no está


Es como si cada quien por su lado fuera más libre, más feliz, y la pareja les recordara todo lo que está mal o les incomoda en su vida. Cuando están juntos cambian por completo y hasta sus seres queridos lo notan. La pareja se ha convertido en un freno que poco a poco asfixia la felicidad del otro. 

3.- Ya no se dicen palabras de amor


No recuerdas la última vez que se dijeron “te amo” o “te quiero”, no hay detalles, sonrisas, ni caricias. Cuando ha ocurrido las palabras se sienten forzadas y vacías, como un mecanismo automático que no lleva nada de emoción, y quizá ni siquiera se lo pueden decir a los ojos. Es triste, pero la rutina ha destruido el amor.

4.- Hay infidelidades


Una o varias que no han podido dejar atrás, de uno de los dos o quizá de ambos. Lo peor es que no se ven ganas de poner fin a esas relaciones, o un esfuerzo por estar bien con la pareja. Esto provoca una herida imposible de cicatrizar y por lo tanto “infecta” el amor que alguna vez sintieron uno por el otro. 

5.- Hacen pocos planes juntos, o definitivamente no los hay


Ya no se toman en cuenta y hacen planes sin pensar en el otro, porque inconscientemente no lo ven en su futuro. Hacen todo para estar lejos y no tratarse. 

6.- No duermen juntos


Quizá duermen en camas separadas, no se extrañan ni un poco. También puede suceder que sigan compartiendo la cama, pero emocionalmente están lejos uno del otro. Y ni hablar de la intimidad, ya no existe o sólo buscan satisfacer sus necesidades, sin considerar las de la pareja. 

7.- Hay agresividad


Puede ser maltrato físico o verbal, ambos se lastiman porque demuestran que no quieren estar unidos. Hay ofensas constantes, muchas críticas, discusiones y poco diálogo, se respira un ambiente tóxico cuando están juntos. 

La vida después de una relación 

Si el amor por tu pareja ha terminado, o es ella quien ya no siente eso por ti, lo mejor es separarse, uno solo no puede amar lo suficiente para que la relación continúe. Ambos deben darse la oportunidad de encontrar el verdadero amor, de seguir su camino sin lastimarse. 

No tengas miedo a la soledad, es el lugar ideal para conocerte mejor, para valorarte y descubrir la magia que hay en ti. Eres capaz de ser feliz sin pareja, de sentirte como una persona realizada y valorada, aún hay grandes cosas por vivir, y sin duda tienes mucho amor para dar.

No esperes a que las cosas empeoren. Por respeto a los buenos momentos, despídanse y vuelvan a ser libres.
Recomendados
Recomendados