10 objetos que nunca debes prestar ni compartir


Si eres de esas personas nada asquerosas que no tienen problemas en prestarle a sus amigos un poco de desodorante, o si eres de esas chicas que no se mortifican al compartir su cepillo de dientes con sus novios, tenemos una nota que les resultará muy interesantes. Estos son 10 objetos personales que nunca debes prestar ni compartir. Tu salud podría estar en peligro:

10.- Rastrillos



A menos que los desinfectes con productos especializados o que los esterilices como si fueran utensilios médicos, compartir rastrillos puede ser muy peligroso, pues al rasurarte también recogen las células muertas de tu piel, que al mezclarse con la humedad y las bacterias podrían causar alguna infección a la persona que lo compartes. 



Por otro lado, es común que al rasurarse se provoquen pequeñas heridas y sangrados que podrían contagiar alguna enfermedad de transmisión sanguínea. 

9.- Cortaúñas


A pesar de que es muy común que las familias se compartan los cortaúñas, los médicos y especialistas no lo recomiendan, pues al igual que los rastrillos, estos artefactos acumulan muchas bacterias y estas pueden provocar una infección al tener un contacto con una idea. 

También, al ser un objeto cortante, este puede provocar lesiones que al entrar en contacto con el metal infectado, transfiera una enfermedad a través de la sangre. 

8.- Ropa interior 


Es muy común que las chicas se compartan todo tipo de ropa ¡Hasta los calzones! Si ese es tu caso, es importante que tomes en cuenta la siguiente información: 

Un calzón es una prenda que está en contacto con los fluidos personales de una persona, estos pueden ser portadores de un sin número de enfermedades que pueden traspasarse sin problemas a través de las pequeñas partículas que quedan en la ropa. Es por eso que compartir este tipo de prendas, así como trajes de baño, no es recomendable, sobre todo en personas que tienen una vida íntima activa. 

7.- Cepillo de dientes


Aunque no lo puedas ver a simple vista, por lo general al cepillarse los dientes pueden provocar pequeños sangrados en las encías capaces de transferir alguna enfermedad. 

Por otro lado, la boca es una de las partes del cuerpo humano que más bacterias resguarda, y al compartir un cepillo de dientes, estas pueden provocar todo tipo de malestares en la persona que lo utiliza.

6.- Lápiz labial 


Esto sí te pegará dónde te duele, pues sabemos que la mayoría de las chicas adoran compartir su maquillaje con sus amigas. Es una especie de ritual que realizan antes de salir de fiesta. Desgraciadamente, hacerlo implica algunos peligros por la cantidad de bacterias depositadas en la boca y en los labios. 

5.- Esponjas de baño


Estas tienen una función, la cuál es eliminar la mayor cantidad de piel muerta durante el baño, y es precisamente por esa razón por la cual no es recomendable compartir las esponjas de baño, pues alberga muchísimas bacterias que al usarse podrían provocar algunos problemas de la piel, tal como pequeños salpullidos, acné y hasta la famosa “tiña corporal”. 

4.- Audífonos


Sin duda, has hecho esto: prestarle los audífonos a algún amigo. 

Si tu respuesta fue afirmativa, lee con atención el siguiente punto: 

Muchas personas aseguran que compartir estos artefactos no representa ningún riesgo para la salud; sin embargo, especialistas de la salud aseguran que estos aparatos almacenan grandes cantidades de gérmenes y bacterias, las cuales pueden generar todo tipo de infecciones. Tomando en cuenta que el oído es una parte muy delicada por su posición tan cercana al cerebro, es importante tener especial cuidado con esta parte del cuerpo. Así que lo mejor es que si vamos a prestar nuestros audífonos, limpiarlos y desinfectarlos una vez que nos los hayan devueltos. 

3.- Deshodorante 


Muchos de estos productos aseguran evitar la proliferación y el olor de las bacterias; sin embargo, la mayoría de los antitranspirantes sólo detienen el sudor, pero no acaban con los gérmenes y esto, en cuerpos con bajas defensas, pueden provocar infecciones o hongos. 

2.- Jabón


Compartir un jabón puede ser peligroso, sobre todo si alguien con alguna infección de la piel lo ha utilizado. Este puede albergar bacterias y gérmenes capaces de provocar una infección. 

1.- Toallas


Sin duda, de todos los objetos que hemos mencionado, son las toallas de baño las que más se comparte, pero al igual que los demás, estas también pueden provocar infecciones o problemas en la piel, pues gracias a humedad suelen almacenar muchos gérmenes y bacterias.

Recomendados
Recomendados