10 trucos caseros para adelgazar tu rostro en solo 2 semanas. Parecerás modelo


¿Grasa facial? Sin duda la piel es el órgano más grande del cuerpo, por ello, el rostro no se salva de engordar y cuando menos pensamos andamos por la vida con un rostro regordete que no hace otra cosa, que avergonzarnos. ¡Respira! No todo es tan trágico como parece, hay maneras de devolverle a tu cara esa elasticidad, haciendo que el colágeno se reactive y que esa grasa desaparezca y no tienes que preocuparte, porque en este caso no estoy hablando de la cirugía, si no de…

Existen simples ejercicios, tips y prácticas que ayudan a mantenerte linda, no olvides que tu rostro es tu presentación ante el mundo, así que si no te sientes segura, vas a ir como María escondiéndote detrás del rebozo todo el tiempo y eso no está nada lindo. 


Así que si lo que quieres es eliminar esa gordura en los cachetes, tienes que: 



1. Soplar globos. 


¿Suena divertido no? ¿Cuántas veces no has soplado globos sin parar y terminas con las mejillas muy adoloridas? Bueno pues este es uno de los mejores ejercicios para adelgazar tu rostro, ¡Tranquila! No se trata de durar horas, sólo lo tienes que hacer 10 veces, notarás como esos detestables cachetes se contraen. Créeme notarás la diferencia después de un par de semanas. 

2. Masaje facial. 


Ni siquiera necesitas ir a un lugar especial, ya sabes salones de belleza o spa, simplemente con una crema para rostro, después de lavar muy bien la zona, aplica la crema y da masajes en forma circular por toda la cara durante unos minutos y terminas con un par de golpecitos con las yemas, esto mejora la producción de oxígeno y la circulación de la sangre. 

3. Infla los cachetes. 


Tal y como lo lees, es tan simple como inflar los cachetes mientras aprietas los labios, este sencillo ejercicio reducirá un gran porcentaje de grasa, no es necesario que hagas una cantidad específica, pero sí constantemente, le dará una forma más delicada a tu rostro y te verás mucho más joven. 

4. Come sanamente. 


¡Muy importante! No esperes milagros, pues por más que ejercites tu rostro, si te la pasas comiendo comida grasosa, no sólo le darás una forma redonda a tu rostro, sino que también le dirás hola a la bendita papada, para mantener una piel tonificada es necesario que te hagas amiga de todo lo verde, tanto frutas como verduras. 

5. Bájale al cigarro y al alcohol. 


Ninguno de estos vicios es bueno para tu rostro y si los combinas simplemente estás sometiéndote a una bomba de tiempo, retienes líquidos y la aparición de líneas se hace presente, no tardarás en tener un par de cachetes enormes y flácidos. 

6. Masticar chicle. 


No por nada la señora de la esquina que no suelta el chicle tiene un rostro tonificado y delgado, ¡Ojo! Es importante que los chicles no tengan azúcar o terminarás muy delgada del rostro pero con mil rollos en la cintura. Este ejercicio lo tienes que hacer dos veces al día, durante 20 minutos, tiene que ser lo más rápido que puedas masticar. Recuerda si no duele no sirve. 

7. Tratamiento con toallas calientes. 

Este tratamiento es más fácil de lo que parece, de hecho en muchos spas lo utilizan, es importante que utilices la toalla solamente para transmitir el vapor, es decir, no la pegues a tu piel o podrías lastimarla, lo único que tienes que hacer es acercar el vapor y encerrarlo con la toalla, esto ayudará a tonificar y eliminar toxinas. 

8. Perder grasa corporal. 


Bueno si lo que quieres es ver realmente un cambio sorprendente, lo mejor es que le bajes a las garnachas, no necesitas someterte a un programa riguroso, en el que sólo comas lechuga y te mates horas haciendo ejercicio, sólo cambiar un par de malas costumbres y caminar o trotar de vez en cuando. 

9. Checa tu postura. 


Muchas veces la manera en que vas por la vida, tiene mucho que ver con tu apariencia, si tienes una postura poco rígida y bastante decaída, de esa forma lucirá tu rostro, ¿Por qué agachas la cabeza? Levanta el rostro y muestra quién eres, porque la manera en que acomodas la cara, como si estuviera pesada te hace ver horrible. 

10. No olvides la hidratación. 


El agua es vital hasta para perder esa forma redonda en la cara, es necesario que bebas por lo menos 2 litros de agua al día, pues ayuda a que tu cuerpo elimine el exceso de sodio, es decir, ese elemento que se encarga de inflar tus mejillas, recuerda que a la piel hay que hidratarla por dentro y por fuera. 

Y entonces ¿Qué esperas para eliminar esa grasa? 

Recomendados
Recomendados