Dormir del lado izquierdo te cambiará la vida. Comparte


Según la medicina oriental ya sean la india, la china, la tibetana o la tailandesa, el lado izquierdo del cuerpo es totalmente diferente al lado derecho. Incluso algunas tradiciones budistas incluyen dentro de sus preceptos para los monjes dormir sobre su lado izquierdo. 




Aunque suene raro, descansar y dormir del lado izquierdo tiene muchos beneficios para la salud, y hoy te los enseñamos. 

6 . Mejora la digestión



Dormir de este lado permite que los residuos de comida se muevan fácilmente desde el intestino grueso hacia el colon, además de que al encontrarse del lado izquierdo, el estómago y el páncreas colgarán naturalmente haciendo que tu proceso digestivo funcione mucho mejor. 

5. Refuerza tu sistema y previene enfermedades 



Al permanecer varias horas en esta posición, nuestro cuerpo drena mejor el líquido linfático y los residuos de sustancias como glucosa, proteínas y metabolitos, mismos que al acumularse pueden contribuir al desarrollo de enfermedades degenerativas y mentales como el Alzheimer.

4. Por el amor al bazo



Este órgano juega un papel muy importante al momento de procesar la linfa, que es el líquido que contiene los glóbulos blancos, mismos que son los encargados de defender el cuerpo de los gérmenes y enfermedades. Ya que el bazo se encuentra del lado izquierdo, ayudarás a que los fluidos se dirijan a él de un modo mucho más sencillo.

3. Es bueno para tu corazón



Ya que la mayor parte de este órgano se encuentra del lado izquierdo, estarás aplicando menos presión sobre él y mejorarás significativamente la circulación y flujo sanguíneo de todo tu cuerpo, lo que a su vez, disminuye las probabilidades de que sufras un infarto. 

2. Dile adiós a las agruras 



Un estudio publicado en “The Journal of Clinical Gastroenterology” afirma que dormir del lado izquierdo reduce el reflujo de ácido estomacal precisamente porque el estómago se encuentra de este lado, lo cual evita que los ácidos salgan hacia el esófago y experimentes agruras durante el día y la noche.

1. No más ronquidos



Olvídate de esta pesadilla y duerme desde hoy del lado izquierdo. Expertos aseguran que al dormir en esta posición permites que tus vías respiratorias se liberen, ayudando a que los músculos de la lengua y garganta se mantengan en posición neutral, lo que se traduce en sueños placenteros y sin ronquidos.

Recomendados
Recomendados