El maldito fraude que mató a mi hija de tres años. Comparte para que no se repita


La historia que te contaremos a continuación es verídica. Esperamos que te sirva de advertencia. Un hombre llamado Alejandro de 35 años, perdió a su hija a por haber comprado un colchón usado. 



Mientras se encontraba trabajando en el patio de su casa, Alejandro vio pasar un camión vendiendo colchones usados a muy buen precio y como estos se veía en buenas condiciones, decidió comprar uno para sus hijas. Detuvo el camión, preguntó por el costo y no lo pensó dos veces cuando ya lo estaba metiendo a su casa. 




Feliz de su compra, pensó que había hecho uno de los mejores negocios de la semana. 

Lamentablemente, a la tercera noche que sus dos pequeñas durmieron en el colchón empezaron a quejarse de molestias en la cabeza y la espalda y tan solo unas horas después estaban ardiendo en calentura. Alejandro ni siquiera vió venir semejante y triste noticia. 

Rápidamente las menores fueron llevadas al hospital y aunque a la mayor de 7 años lograron estabilizarla, la más pequeña, de solo 3 años, perdió la vida en circunstancias verdaderamente muy extrañas. 


Según los reportes médicos, la pequeña había muerto a causa de  rickettsia, una enfermedad causada por microorganismos que viven en parásitos, garrapatas, pulgas y piojos. Al no encontrar explicación de esto, pues ni siquiera tenían mascotas,  los padres de las menores regresaron desechos al hogar y comenzaron a buscar por todas partes el nido de esos animales que le habían arrancado la vida a su hija.


Buscando las posibles causas de la desgracias que habían sufrido, el hombre notó que una tela negra cubría el colchón, así que la rompió, encontrándose con una tela blanca que tapaba lo que en realidad era un colchón viejo repleto de cientos de insectos.


De acuerdo con diversas investigaciones y videos encontradas en la red, este es uno de los fraudes más comunes. Los delincuentes se dedican a forrar colchones viejos con diversas telas haciéndolos pasar por nuevos o por artículos en muy buenas condiciones.  


Incluso, existen casos de personas que han comprado colchones aparentemente nuevos y de marcas reconocidas en condiciones deplorables una vez que les es arrancado todo el forro.

Que no te pase, no arriesgues tu vida ni la de tus seres queridos por ahorrarte unos pesos, compra en lugares establecidos y ante la menor molestia acude al médico, unas cuantas horas sí hacen la diferencia.
Créditos: Vuntu Síguelo en sus redes sociales.
Publicado por Badabun en viernes, 7 de julio de 2017

Recomendados
Recomendados