Fue al funeral de su amigo vestido de mujer, cuando descubrieron por qué todos lloraron…


La conmovedora historia sucedió en Dundee Escocia donde familiares y amigo del soldado Kevin Elliot asistieron a su funeral. Las lágrimas por el lamentable evento pronto se convirtieron en sorpresa al ver llevar al mejor amigo Barry Delante vistiendo un llamativo y atrevido conjunto amarillo y rosa. 






Todo comenzó cuando los dos jóvenes a su corta edad de 25 años se enlistaron en las fuerzas armadas de Gran Bretaña al no poder encontrar otro trabajo en su ciudad natal. Barry y Elliot eran amigos de la infancia, inseparables y muy bromistas que se hicieron una promesa que nunca pensaron que tendrían que cumplir. 

Fueron enviados a combatir las fuerzas enemigas en Afganistán, aterrorizados por lo que fuera a suceder se prometieron que regresarían con vida a Escocia. Tristemente a tan solo dos días de cumplir con su deber, un grupo de Talibanes realizó una emboscada y tomó desprevenidos a los soldados británicos, uno de los muertos fue el joven Elliot. 



Barry regresó a Dundee con el corazón destrozado y decidió honrar la promesa que le había hecho a su amigo. Se puso el vestido más llamativo que encontró, unas mallas rosas y llegó al cementerio. Los presentes inmediatamente se burlaron del joven, no podían entender el motivo del extraño vestuario. Fue entonces cuando Barry explicó la razón y las risas se convirtieron en lágrimas. 

Elliot puede sonreír desde el cielo, descanse en paz el valiente soldado.

Recomendados
Recomendados