Murió salvando a 4 soldados. Mira lo que hicieron por su hija


¿Serías capaz de dar tu vida por la de tus amigos? 

Jacob Smith, Era un suboficial mayor que se caracterizó por luchar contra las adversidades toda su vida. Aunque de niño soñaba con ser un gran empresario, cuando su padre lo abandonó tras quedar viudo, Jacob decidió Ingresar a la marina de Estados Unidos, sin imaginar que ahí conocería a su alma gemela, una compañera de regimiento en la base naval de San Onofre, California. 





Al tercer año de casados, la bella joven quedo embarazada de una hermosa niña, pero lamentablemente contrajo una grave infección que no solo puso en riesgo su vida, sino también la de la bebé. Ante esta horrible situación, la esposa de Jacob le suplico a su esposo y al doctor que salvaran a su hija aunque ella muriera y así fue como pasó. Tras un difícil parto, la bebé nació sana y salva pero Carrie falleció. 

Aunque el dolor que sentía Jacob era inmenso, él chico decidió dedicar todas sus fuerzas para hacer feliz a su  hija, a quien llamo Carrie, en honor a su difunta esposa. Y a pesar de que después de un par de años su vida parecía nuevamente tener sentido, un inesperado día la guerra estalló en medio oriente y él fue llamado por el ejército estadounidense para cumplir sus obligaciones como suboficial Mayor.


Durante una batalla contra el cuerpo terrorista islámico, las tropas al mando del Jacob se vieron rodeadas por enemigos y superadas en número, pero eso no fue suficiente para que el joven se diera por vencido, por el contrario, Jacob le ordeno a las tropas bajo su mando que se fueran por las salidas alternas mientras el distraía a los enemigos con fuego, granadas y todas las armas que tenia a la mano. Jacob sabia que de no hacer eso, todos sus soldados morirían, por lo que no le importo sacrificar su vida por la de su gente,  a quienes antes de irse solo les suplico una cosa: “háganse cargo de mi Carrie por favor y díganle que su papá la ama” 

En medio de una inalcanzable guerra, todos los soldados se fueron, mientras escuchaban disparar y gritar a su mayor… Minutos después cuando la fuerza aérea llegó, solo fue encontrado el cuerpo sin vida de Jacob. 

Recordando su memoria y cumpliendo su promesa, sus compañeros se encargaron de recoger a la pequeña Carrie, quien se encontraba en la guardería infantil del ejército. 

Carrie hoy tiene 5 años y a pesar de que nunca más volverá a ver a su padre, sabe que él fue un héroe y que hoy tiene una familia mucho más grande, pues no solo fue adoptada legalmente por uno de los compañeros de Jacob, sino que los otros 4 soldados la visitan cada domingo para contarle decenas de historias de aquel gran hombre que no solo amo a su hija hasta el ultimo momento, sino que también  con valentía, salvó la vida de su tropa, sin importar que con ello el estuviera sacrificando la suya.

Recomendados
Recomendados