4 datos escalofriantes revelados por la CIA


Estados Unidos un país que construyó su grandeza esparciendo desgracias en el mundo.

El presidente Donald Trump, autorizó la desclasificación de más de 2800 documentos de la CIA, relacionados con el asesinato del ex presidente John F. Kennedy, mismos que responden a la pregunta: ¿quién fue el asesino y cuál fue la razón del crimen? En estos archivos hay información que podría cambiar al mundo como lo conocemos. 


4. La mentira detrás de la muerte de Adolf Hitler



Según el diario Huffington Post, en los documentos se reveló que en 1955 el agente de la CIA en Caracas, David Brixnor, reportó a Washington que el Führer no había muerto y se encontraba viviendo en Colombia. 

Adolf Hitler está todavía vivo”. Ese fue el mensaje enviado a Washington el 3 de octubre de 1955 por el agente.

En su documento, Brixnor señala que un agente estadounidense recibió información sobre la presunta presencia de Hitler en Colombia. Allí, según esa fuente, habría cambiado su nombre a Adolf Schrittel mayor.

El agente que recibió la información fue identificado con un nombre clave: “Cimelody-3”. Este aseguró que Phillip Citroen, un ex soldado de la SS nazi, fue quien le reveló el paradero de Hitler.

Phillip Citroen dijo confidencialmente que Adolf Hitler todavía está vivo”, apunta el archivo de tres páginas.

Citroen comentó que, como ya habían pasado 10 años desde el final de la Segunda Guerra Mundial, los Aliados ya no podían enjuiciar a Hitler como criminal de guerra”, agregó Brixnor en su informe.

Parece que tendremos que esperar más tiempo para finalmente definir si el hombre más temido de todos los tiempos logró sobrevivir a la Segunda Guerra Mundial.

3. El Precio de la cabeza de Fidel


Durante años, el gobierno de Cuba denunció supuestos planes de la CIA para asesinar a su gran líder, el comunista Fidel Castro.

En estos documentos se revelan varias reuniones, donde se le pone precio a la cabeza del líder cubano y algunos de sus principales seguidores, como su hermano, Raúl Castro, y Ernesto “El Ché” Guevara.

De acuerdo con este documento, los norteamericanos pagarían aproximadamente 1,3 millones de dólares actuales por la muerte de Fidel y otros 256 mil dólares actuales por Raúl y Guevara, respectivamente. 

Estos debían entregar a la CIA pruebas “claras” del asesinato, así como la identificación del partido al que pertenecía.

Pero no todo quedó solo con la intención de matar a estos líderes de la revolución cubana. 

Otro documento describe un esquema propuesto por el Pentágono llamado Operación Bounty, mismo que buscaba derrocar a Castro, y establecer el dominio de Estados Unidos en toda la isla. 

2.- Presidentes Mexicanos que fueron espías de la CIA 


Por lo menos tres ex-presidentes de México trabajaron dentro de una red de espionaje instalada por la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA). Los documentos evidencian que al menos tres ex-presidentes mexicanos fueron reclutados como informantes del gobierno de Estados Unidos, según se revela en cables secretos posteriores al asesinato de Kennedy.

"La divulgación de esos documentos posiblemente cambiaría la historia de México, al conocerse de manera oficial que el presidente Adolfo López Mateos era empleado de un alto mando de la CIA en México. Winston Scott, quien lo reclutó a él como un activo de la agencia, hizo lo mismo con los presidentes Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría. De haberse sabido esta información a tiempo el gobierno mexicano no sólo se podría haber desplomado, sino que López Mateos, Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría podrían haber sido destituidos por el único delito por el cual se le puede juzgar a un presidente: traición a la patria", señaló el periodista Raymundo Riva Palacio.

De este modo, los ex-presidentes Adolfo López Mateos (LITENSOR), Gustavo Díaz Ordaz (LITEMPO-2) y Luis Echeverría (LITEMPO-8) contaban con nombres clave a través de los cuales eran identificados por la CIA como parte de una red de espionaje establecida por Estados Unidos en la Ciudad de México.

Pero, ¿cuál era el objetivo de los Estados Unidos con estos espías? Muy sencillo, tratar de controlar posibles revueltas o movimientos estudiantiles, como el ocurrido en el año 1968 en Tlatelolco. 

1.- Asesinato de John F. Kennedy


Una de las preguntas fundamentales sobre el asesinato ocurrido en 1963 es: ¿hasta qué punto el gobierno de los Estados Unidos sabía de los planes de Lee Harvey Oswald? quien fuera señalado culpable de la muerte de Kennedy, y que fue asesinado más tarde mientras era trasladado a una diferente prisión. 

En estos archivos desclasificados se habla de una misteriosa visita de Oswald a la Ciudad de México antes del asesinato. En dicho viaje visitó las embajadas de Cuba y de la Unión Soviética y habló con un miembro del Departamento 13, una unidad “responsable de sabotaje y asesinato” de la inteligencia soviética.

Así mismo, otro de los textos señala que la división del FBI en Dallas tenía a Oswald en la mira en octubre de 1963, un mes antes del asesinato de Kennedy.

De acuerdo al informe, el hombre era “de interés” según “fuentes cubanas”, por lo que iniciaron investigaciones para localizarlo.

Sin embargo, nadie actuó y Oswald disparó contra Kennedy.

Por lo que se cree que esta es una de las principales razones por las que las agencias de inteligencia se siguen oponiendo a la desclasificación total de los documentos.

El asesinato pudo evitarse, había datos que llevaban a predecir lo que iba a hacer Oswald y no le prestaron atención. Al gobierno de Estados Unidos no impidió la muerte de su presidente.

Pero lo más preocupante es que todos los terribles hechos, de los cuales suponemos Estados Unidos es culpable hoy en día, pudieran ser comprobados dentro de otros 50 años. 

Lo que nos hace pensar que este es un país que construyó su grandeza esparciendo mentiras y desgracias por todo el mundo.

Recomendados
Recomendados