6 personas que modificaron su cuerpo para ser un animal. No creerás lo que el #1 hizo


6. Tom Peters


Para despejar su mente de los problemas, después de llegar de la oficina, este hombre se pone su disfraz de perro y  actúa como uno. Come en un plato para perro, anda en cuatro patas, ladra cuando quiere algo e incluso hace sus necesidades solo levantando la patita ¿Qué tal?


5. Erik Sprague


¿Puedes imaginar ser tan aficionado a un animal que te quieres convertir en uno? Este es el caso de este hombre, cuya admiración por los lagartos rebaso los límites. Erik además de tatuarse escamas por todo su cuerpo, ¡también se operó la lengua y lijó sus dientes para parecer un lagarto humano!

4. Dennis Avner


Así como hay  personas que quieren vivir como perros o lagartos, también hay quienes desean ser gatos. Antes de morir en el 2012, este hombre pasó por costosas cirugías y perforaciones para llegar a convertirse en el único “Hombre Gato” en el mundo.

3. Thomas Thwaites


Para lograr entender como los hombres y animales logran interactuar, este hombre decidió diseñar unas prótesis que parecen patas de cabra y usarlas durante 3 días, además de haberle pedido a doctores que le dieran electroshocks en el cerebro, con el fin de no poder hablar y pensar como una persona normal. Unido a la manada y alimentándose como ellas, Thomas  Thwaites  caminó kilómetros por las montañas volviéndose un verdadero aficionado. Tanto, que hasta el día de hoy, se niega a hablar porque cree ser una cabra..

2. Rodrigo Braga


En el 2004, este joven brasileño agendó una cirugía plástica para que le cocieran las orejas y el hocico de un perro. Después de haber pasado por este proceso doloroso, compartió las imágenes para que así como él, también todos pudiera apreciar la belleza de los perros. Aunque muchos aseguran que las imágenes son falsas, no podemos negar que son verdaderamente impactantes. ¿Tú qué opinas?


1. Tom Leppard


A pesar de haber sido militar de las Fuerzas Armadas Inglesas por 30 años, este hombre decidió tatuar todo su cuerpo para parecer un leopardo. Después de gastar cerca de $10,000 dólares en estos cambios, Tom decidió irse a vivir a una isla solitaria, en donde vivió como un animal salvaje hasta morir  el año pasado a los 80 años de edad 

Recomendados
Recomendados