7 Animales que les gusta drogarse y no sabías


7.- Osos 


Estudios han revelados que algunas especies de osos que viven en los bosques americanos, son fanáticos de consumir un cierto tipo de poderoso hongo alucinógeno llamado “amanita”. 





Este hongo se caracteriza por ser rojo con puntos grandes, y sus venenos provocan intensas alucinaciones que hacen que los osos tengan unos “viajesotes” impresionantes. 


6.- Lemures


Curiosamente estos animales, tienen una adicción a las toxinas que segregan los milpiés cuando se sienten en peligro. Dicha sustancia contiene “alcaloides” que son los compuestos que también se encuentran en la cocaína y morfina. 


Lo que hacen los lémures es que les arrancan la cabeza pero no para comérselos, sino que se frotan el líquido en su cuerpo, el cual actúa como repelente contra los mosquitos, sin embargo, al morderlos también tragan esta sustancia la cual les provoca que sus ojos se hundan, sus bocas babean, y entran en un estado de relajamiento absoluto.


5.- Ualabí


Tan sólo imagínate que Australia produce aproximadamente el 50% del opio legal mundial, mismo que utilizan para fabricar morfina y diversos analgésicos.


Este peculiar marsupial, es en un verdadero problema para los plantios de amapolas de opio, porque arrasan con todo a su paso, lo que les hace experimentar efectos narcóticos. 


Los dueños de los plantíos afirman que luego de consumirlos, los ualabíes por obvias razones,  suelen saltar en círculos descontroladamente hasta cansarse.

4.- Delfines


En el documental de la BBC "Dolphins: Spy in the Pod", se mostró como los delfines provocaban a un pez globo para que este soltara su veneno, y después de un rato, se les veía inmóviles, como si estuvieran sólo flotando. 


Esto se debió a la ligera intoxicación que sufrieron por el ingerir en pequeñas cantidades la toxina del pez globo, pero al parecer los delfines saben cuánto consumir y solamente les produce un efecto paralizante, ya que una gran dosis, puede ser mortal. 


Sin duda, un curioso comportamiento.


3.- Reno


Según un artículo publicado en la página National Geographic en español, el reno o caribú como también se le llama,  tiene una particular adicción al Amanita muscaria, un hongo alucinógeno, cuyos efectos hacen que corran sin rumbo, que hagan gemidos extraños y que se pongan bastante agresivos.


Inclusive algunos investigadores mencionan que esta combinación de hongos y renos, podrían haber dado origen a los fieles acompañantes de santa claus.


2.- Gatos


La planta llamada Nepeta cataria, también conocida como “hierba gatera” o “menta gatuna”  es simplemente irresistible para los gatos. 


Ellos se frotan entre sus hojas, las huelen,  se las comen, y  la “neperalactona”  sustancia que encuentra en esa planta, les produce un cambio de comportamiento muy jugueton y en algunos, hasta eufórico, como por ejemplo se ponen a cazar ratones imaginarios.  


Ellos pasan horas entre sus hojas y para su buena suerte, no es dañina para ellos.


1.- Elefantes


En Sudáfrica, se tiene la creencia de que a los elefantes les gusta embriagarse, debido a que son amantes de comer el fruto fermentado del árbol marula el cual contiene un 3% de etanol.  


También se ha visto a jirafas, avestruces, jabalíes y algunos monos consumir esta codiciada fruta y su ingesta hace que pierdan el equilibrio, caminan con dificultad y curiosamente se vuelven agresivos o bien, muy juguetones. Pero no sólo es el fruto, ya que por ejemplo, es muy difícil que un elefante que pese 3 mil kilos se emborrache solamente con eso, sino que también se comen la corteza del árbol y ahí se encuentran pupas de escarabajos,  mismas que contienen ciertas toxinas que los cazadores africanos usaban como veneno en sus flechas.




Recomendados
Recomendados