7 cosas enfermas que hacemos cuando nos enamoramos


7.- Te obsesionas con la persona


De acuerdo a un estudio publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la “obsesión” se debe a que produces niveles menores de “serotonina”, hormona responsable de hacerte sentir más relajado.




Se ha descubierto que los pacientes con trastorno obsesivo-compulsivo también presentan niveles bajos de esta hormona, lo que podría explicar por qué parece imposible que dejes de pensar en esa persona. 

6.- Tu atención está dispersa


Un estudio de la revista de psicología clínica “Motivation and Emotion” confirmó que el amor apasionado se asocia con cambios a nivel neuroquímico, provocando alteraciones intensas en nuestra atención y emociones, por lo que resulta complicado hacer cosas que nos resultaban muy sencillas tanto en la escuela o el trabajo.


Claro está que esto sucede sólo en las primeras etapas del enamoramiento, cuando sientes “mariposas” y no puedes concentrarte por pensar en esa persona especial. 

5.- Tus pupilas se dilatan


La revista “Scientific American” publicó un estudio explicando que cuando ves fijamente a la persona que amas, tus pupilas se dilatan brevemente debido a que toda la excitación y el nerviosismo conducen a la estimulación de la rama del sistema nervioso, causando que tus ojos se expandan un poco más cada vez que los observas.


4.- Te vuelves adicto


Según el estudio publicado en la revista científica “Scientific American”, el romance intenso a menudo puede venir acompañado de síntomas que se asemejan a la adicción: euforia, anhelo, dependencia, abstinencia y recaída. 


Asimismo, las tomografías cerebrales estudiadas han demostrado que los síntomas del enamoramiento están relacionados con una actividad cerebral similar a la adicción a las drogas.

3.- Tus hormonas se vuelven locas


Los neurocientíficos dividen el amor en tres fases: lujuria, atracción y apego. Durante la estas tres etapas, las hormonas inundan el cuerpo con sentimientos de intenso deseo, además de expulsar más adrenalina, y dopamina, lo cual explica por qué tú corazón se acelera, tus manos sudan a chorros y a ratos te sientes con una tremenda euforia.


2.- No los quieres dejar ir


Después de estar enamorado por un periodo de tiempo, el cuerpo desarrolla una tolerancia a todos los químicos que produce el amor y que te hacen sentir bien, dando paso a la “fase del apego”, cuando las hormonas impregnan el cerebro y crean sentimientos de bienestar y seguridad, haciendo que no te quieras apartar de la persona. Jamás y que te rehúses a ser rechazado. 

1.- Los muerdes


Por más loco que suene, esto lo han denominado como una “agresión tierna”, pues según los investigadores de la Universidad de Yale, este comportamiento es muy normal, ya que al hacer esto de manera inconsciente, controlas las emociones que sueles expresar de maneras extrañas.


Es decir que no sabes cómo reaccionar porque no soportas el sentimiento, pues es demasiado para ti, por lo que sólo te queda la opción de morderlos. Nabe duda que lo cos seres humanos sí que somos criaturas muy extrañas…


Recomendados
Recomendados