¿A qué edad debes dejar de amamantar a tus hijos?


5. Los niños deben ser amantados hasta los dos años o más 


La Organización Mundial de la Salud, señala que durante los primeros 6 meses los bebés solo deben ser alimentados con leche maternal, evitando a toda costa las famosas “probaditas”, que sin darnos cuenta, dañan su salud, pues su pequeño estómaguito no está preparado para digerir algo que no sea la leche de mama. Así mismo, dicha organización recomienda que la lactancia sea durante dos años o hasta que mamá o bebé decidan. Sí, escuchaste bien: 2 años o más. Es importante que tomes en cuenta que retirarle el pecho a nuestro pequeño es un proceso y no sucede de la noche a la mañana así que sé paciente y prepara a tu bebé para este momento.


4. La leche Materna nunca se vuelve agua




La leche materna es oro líquido que no se iguala en calidad a la leche en fórmula y es rica en nutrientes en todo momento. De hecho la leche materna cambia de acuerdo a las necesidades del bebé, pero nunca pierde su valor.  En el segundo año de vida, 500 mililitros de leche materna proporcionan:n 29% del requerimiento de energía, 43% de proteína, 36% de calcio, 75% de vitamina A, 76% de ácido fólico, 94% de vitamina B12 y 60% de vitamina C.

Además, estudios comprueban que  los niños amamantados entre los 16 y 30 meses de edad, se enferman menos y cuando esto sucede, se recuperan más rápido. 

3. Amamantar no es un acto pervertido 


Este acto es completamente natural incluso después de los 6 meses, pues para una madre esto no es un acto morboso, sino necesario para el cuidado y salud de su bebé. 

2. La lactancia vuelve a los niños independientes 


La lactancia materna favorece el apego entre madre e hijo, lo cual no sólo es natural, si no que es de gran beneficio para el desarrollo de la personalidad del menor. 

La lactancia materna del nacimiento a los dos años o más, ayuda a los niños a calmar las frustraciones, golpes y heridas, y el estrés diario por el que pasan.

Aunque no lo creas, cubrir las necesidades de dependencia de un niño, es la clave para ayudarlo a alcanzar su independencia. 

El apego ayuda a que haya una relación cercana entre padres e hijos y que los pequeños tengan buena autoestima y seguridad personal, con la capacidad de formar mejores relaciones positivas y amorosas. 

1. Los niños amamantados son más inteligentes


Extensas investigaciones han mostrado que los niños que fueron amamantados durante más tiempo, tienen mejores resultados en su desempeño escolar, por lo que sí se les puede considerar más inteligentes.

¡Así que ya lo sabes! No te sientas presionada por dejar de amamantar a tu niño, y recuerda: retírale el pecho a tu hijo con el mismo amor con el que se lo ofreciste por primera vez…


Recomendados
Recomendados