Los 7 experimentos más aterradores realizados en seres humanos


7. El experimento de la sífilis


Este fue un estudio clínico realizado en Estados Unidos, entre los años 40 y 70, por el Servicio Público de la Salud; los científicos engañaron a 600 personas de descendencia afroamericana diciéndoles que el experimento consistía en inyectarles vitaminas para mejorar su salud, cuando en realidad lo que estaban haciendo era infectarlos con sífilis para estudiar el progreso de esta mortal enfermedad en seres humanos;  lamentablemente muchos de ellos murieron por no recibir el tratamiento adecuado.


6. El Proyecto Aversión




Este experimento fue liderado por un doctor trastornado; quién con la aparente intención de ayudar a jóvenes homosexuales, de entre 16 y 22 años de edad, del ejército de Sudáfrica, los sometía a escalofriantes tratamientos a base de electroshocks en sus genitales, llegando al punto de cortar completamente su pene. Por consecuencia, muchos soldados quedaron tan traumatizados que llegaron al suicidio, mientras que otros más murieron durante los atroces experimentos.

5. El Laboratorio del Veneno


Durante la Guerra Fría, los científicos de la Unión Soviética se encargaron de prepararse con armas nucleares y desarrollaron venenos mortales que fueron probados en humanos. Dentro de un laboratorio secreto, creaban peligrosos líquidos y se los inyectaban a los prisioneros de los campos de concentración para medir su eficacia, al mismo tiempo que les provocaban una muerte lenta y dolorosa. A muchos otros, los engañaban dándoles deliciosos platillos para que murieran a medio bocado por envenenamiento. 

4. Fumigación por aviones


En la década de los 60 y con el miedo de sufrir un ataque de la Unión Soviética, a través de aviones militares el gobierno estadounidense roció bacterias sobre la ciudad de Tampa Bay. Decenas de niños, adultos y ancianos murieron a causa de este envenenamiento secreto, mientras que algunas mujeres embarazadas que no murieron, pero estuvieron expuestas a dichas bacterias, dieron a luz a fetos con terribles malformaciones.

3. Inseminación artificial y extracción de ojos 


El autor de este abominable experimento fue el médico nazi Mengele, también conocido como “El ángel de la muerte” quién junto con sus compañeros, intentaba alcanzar la perfección de su raza. Este monstruo de la historia torturaba a mujeres prisioneras de los campos de concentración inyectándoles semen de animales para que tuvieran como hijos a vacas y mellizos varones y no solo eso, a los niños que eran gemelos les inyectaba diversas soluciones en los ojos para ver si lograba cambiar su color, pero si no lo conseguía, les ponía una inyección de cloroformo directamente en el corazón para que murieran y después les extraía los ojos para colgarlos en su pared.

2. El ejercicio nuclear de Totskoye


En 1954, el ejército soviético lanzó una bomba con el fin de probar sus efectos en las personas que se encontraran cerca y estar preparados para cualquier ataque de parte de Estados Unidos. Después de detonar la bomba, enviaron a 45 mil de sus soldados para que marcharan alrededor del área donde había sido lanzada, diciéndoles que no era una bomba real, por lo que no corrían peligro. Los hombres murieron minutos después al exponerse a una inmensa cantidad de radiación, además de haber respirado gran cantidad de cenizas tóxicas.

1. Pruebas en el campo de Onsong


Dentro del campo de concentración de esta área de Corea del Norte, se realizaron torturas y experimentos espantosos con todas las personas que llegaran a oponerse a las dictaduras de la época. Los castigos incluían forzar a mujeres a comer hojas de col envenenadas, además de obligarlas a ver a sus otras compañeras comerlas y morir. Además, llegaron a encerrar a familias enteras en cámaras de gas, mientras los científicos observan desde las ventanas como los niños y ancianos morían asfixiados.


Recomendados
Recomendados